CONTACTARME

El armario.

By 1:16



Las horas son densas. El reloj hace tiempo que dejó de contar minutos. Perdió la memoria y se quedó encallado en un cuento.

Y allí está él, el viejo armario. Se alza majestuoso en la oscura habitación. Triste y solitario. 
Ya casi nadie le va a ver. Está solo. Es viejo y como tal, está lleno de recuerdos del pasado. 
Allí se quedó olvidado en ese piso de decoración antigua, de un tiempo que nadie recuerda, ni tiene intención de conocer.

Entonces sucedió. La habitación se iluminó. El sol le rozó la piel. El frescor del día entró por esa ventana que alguien abrió. Fue un beso tardío que lo devolvió al mundo. 
Sus puertas se abrieron de par en par. Cerró los ojos, sonrió, se dejó llevar.  Suspiró y dejó salir un fuerte olor a naftalina que le hizo cosquillas, que lo liberó y se llevó el viento juguetón. 


Seguro que te encanta

14 comentarios

  1. Pobrete el armario... Menos mal que el sol le fue a visitar y hacerle recordar, un poco, sus momentos de gloria. :)
    Bella historia!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que todos tenemos un sol en nuestras vidas!
      gracias!! ^_^

      Eliminar
  2. qué intenso... me ha gustado mucho.. feliz día

    ResponderEliminar
  3. Que bonito Terenya!! me has hecho oler a naftalina..ese olor de los armarios antiguos. Muy buen relato :)
    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi también! jajaja y a casa de mi abuela! ;-)

      Eliminar
  4. Que historia mas bonita, la verdad es que cuando guardamos algo siempre lo dejamos olvidado. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y no nos acordamos. Luego cuando lo encontramos somos felices!! Gracias e igualmente!

      Eliminar
  5. ME ha gustado, es como volver a recordar un olor que trae un recuerdo, y volver a esa época. Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, a mi me recuerda a la casa de mi abuela! :-)

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo con el resto. Me ha encantado tu relato, guapa. Y muy ocurrente la forma en la que has introducido la palabra beso. Impecable. ;)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Ains como me gustan las historias de objetos antiguos con final feliz! Un beso fuerte!

    ResponderEliminar